La delincuencia no descansó este 2020

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
En un informe que dirigió la Universidad de San Diego, los datos arrojaron que este 2020 la tendencia del crimen organizado y de la violencia en México ha aumentado...
La delincuencia no descansó este 2020

La delincuencia no descansó este 2020

En un informe que dirigió la Universidad de San Diego, los datos arrojaron que este 2020 la tendencia del crimen organizado y de la violencia en México ha aumentado considerablemente. Las cifras de ilícitos graves como secuestro, homicidio y robo han ido a la alza.

En medio de esta pandemia que estamos viviendo, el número promedio de homicidios por mes ha llegado a los 2,926. Y las ciudades «más calientes» incluyen Tijuana, Ciudad Juárez, Culiacán, Acapulco y la zona del bajío (Guanajuato, Irapuato, Celaya, León). Son niveles elevados de actividad delictiva organizada.

Un punto clave en este estudio y que resulta ser un dato que preocupa, es que los jóvenes en este país son quienes tienen más riesgo de sufrir esta violencia, lo cual tiene desastrosas consecuencias humanas, sociales, familiares y económicas en México. Esta pérdida de vidas devasta familias, destroza comunidades y destruye permanentemente la capacidad productiva del país.

La delincuencia no descansó este 2020

Pero además, hay otro punto delicado que debemos señalar: la inseguridad que se vive para los negocios de este país. No solo son los robos comunes, sino el aumento en actos violentos de alto impacto en contra de medianos empresarios, pequeños negocios y negocios que dependen de una actividad económica todos los días. Para estos empresarios pequeños y medianos, no hay descanso, resulta que deben enfrentar todos los días este problema junto con la preocupación de la actividad económica que se vio afectada con la pandemia.

La seguridad es un tema delicado para este sector de la economía mexicana. Proteger sus negocios, sus bienes y a sus familias se ha convertido en una prioridad que hace algunos años no la contemplaban. Pero el día de hoy se deben tomar acciones oportunas y rápidas.

El caso de un conductor de tráiler que tuvo que esquivar balazos en la carretera Querétaro – Irapuato porque personas armadas querían detenerlo para robar y todo esto fue grabado por la cámara de seguridad dentro de la cabina del tráiler.

Así es como ahora la delincuencia se ha diversificado, atentan no solo contra grandes empresarios sino contra el resto de la sociedad también. Y estos pequeños y medianos empresarios se ven en la necesidad de replantear nuevas opciones de seguridad. En el caso del conductor de tráiler, una de estas sería un blindaje. ¿Pero qué más podrían hacer los dueños de pequeños negocios?

La delincuencia no descansó este 2020

Para concluir, el estudio con el que iniciamos esta lectura concluye que para combatir el crimen y mejorar la seguridad ciudadana, de manera más general, el gobierno mexicano debe hacer más que abordar los déficits socioeconómicos del país y reforzar su control sobre las agencias de seguridad. Pero en el área de particulares, se ha desatendido la necesidad de protegernos y ese es un punto «débil» que todos los empresarios pequeños y medianos deben atender: la seguridad ya no puede ser solamente un asunto o deber de las autoridades, hay que actuar en temas de seguridad, ya sea de nuestros bienes y de nuestras familias.

Leave a Replay

UNIDAD BLINDADA nivel 3, NIJ III-A Suburban High Country 2021 Cristales HAWK Ultra ligeros
VER MÁS