El peligro de “ahorrar con un blindaje parcial”

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
El riesgo de adquirir un blindaje parcial por ‘ahorrarse unos miles de pesos’ es como si compraras un chaleco antibalas pero para usarlo solo como ombliguera...
El peligro de ahorrar con un blindaje parcial

El peligro de ahorrar con un blindaje parcial

Comenzaremos esta lectura diciéndote esta frase que después más adelante la volveremos a usar: “Un blindaje parcial por ‘ahorrarse unos miles de pesos’ es como si compraras un chaleco antibalas pero para usarlo solo como ombliguera”.

Es común que en época de crisis y cuando la delincuencia se ha manifestado en aumento, surjan nuevas opciones para proteger a tu familia y proteger tus bienes, pero no siempre estas opciones son de la mejor calidad y no siempre son profesionales. Hay empresas allá afuera que no se rigen por una ética profesional estricta y pueden ser todo lo contrario a una EMPRESA DE SEGURIDAD QUE SALVAGUARDE TU VIDA y la de tu familia.

El peligro de ahorrar con un blindaje parcial

La pregunta es esta: ¿tienes pensado blindar tu vehículo?

Un blindaje vehicular es un trabajo personalizado no solo para el vehículo, sino para el estilo de vida del cliente, el lugar donde vive y el tipo de amenaza la cual está expuesto en su vida diaria. Este blindaje tiene que ser profesional, hecho por expertos en la materia, materiales balísticos certificados y tiene que ser un blindaje adecuado a las necesidades del cliente. ¿Por qué? Porque no estás protegiendo solamente un bien material como un auto convencional o los cristales de un SUV; estás protegiendo la vida de todos los ocupantes del vehículo blindado.

Así que dicho esto. ¿Cuánto vale la seguridad de quienes viajan en el vehículo blindado? ¿Por qué buscarías que alguien realizara un blindaje parcial y “barato”? Es imposible adelantarse y tener el control absoluto de una amenaza. Nunca sabes qué arma puede ser la que use un criminal para amenazar a tu familia, cuántos criminales pueden atacar y, sobre todo, no puedes controlar qué zonas de tu vehículo blindado serán impactadas por los proyectiles de un arma de fuego.

Un blindaje parcial (por ahorrar dinero) es un riesgo que nadie quiere tomar. Y es un riesgo que no debe correr una persona dentro de un vehículo blindado. Una persona o tu familia. Por eso regresamos a la frase con la que empezamos nuestro artículo: “un blindaje parcial es como usar un chaleco antibalas de ombliguera”.

No todos los blindajes cuestan lo mismo y no todos los blindajes protegen contra las mismas amenazas o armas de fuego, pero un blindaje hecho por profesionales y expertos siempre te pondrá a ti y a tu familia en la mejor posición para salir con vida ante una amenaza.

Leave a Replay